Imprimir

Acerca de Nosotros

RESEÑA HISTÓRICA 

El Centro de Desarrollo Comunitario Versalles nace en el año 1992 como una iniciativa para prevenir las situaciones de riesgo social como la drogadicción, abandono y explotación a la que se exponen las comunidades de niños, niñas, adolescentes y familias.

Gracias a la labor de las Damas Grises voluntarias de la Sociedad Nacional de la Cruz Roja de Manizales y con el aval del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – Regional Caldas se constituyó la organización Centro de Desarrollo Comunitario Versalles con el objetivo de “coordinar acciones de proyección a la comunidad por medio de estrategias de atención integral para niños y niñas y adolescentes que incluyan acciones formativas y educativas en un arte u oficio, desarrollando procesos en los que se integren la familia y la comunidad”

Desde entonces, con el apoyo de muchas instituciones y colaboradores la organización ha fortalecido sus procesos para contribuir a la transformación social de las comunidades de niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos mayores y familias en Colombia.

 

MISIÓN 

El Centro de Desarrollo Comunitario Versalles es una organización sin ánimo de lucro, de desarrollo e innovación social, comprometida con el fortalecimiento de capacidades y competencias en la primera infancia, niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores y sus familias, como agentes de su bienestar. 

VISIÓN 

El Centro de Desarrollo Comunitario Versalles será reconocido por sus acciones tendientes a la transformación social de las comunidades acompañadas, a través de proyectos sostenibles de innovación social, implementados por un equipo de trabajo de alta calidad humana. 

OBJETIVOS INSTITUCIONALES

PRINCIPIOS RECTORES

RESPETO: Al saber popular, conocimiento y prácticas de las personas de la institución, de la comunidad y de las demás instituciones. 

EQUIDAD: Al interior de la institución debe existir igualdad de oportunidades y derechos para todos los participantes. 

TOLERANCIA: Para reconocer y respetar la diferencia en el pensar y el hacer de los otros, facilita la toma de decisiones y la resolución de conflictos. 

OPORTUNIDAD: En el cumplimiento de los compromisos asumidos en la labor interinstitucional y con las comunidades. 

SOLIDARIDAD: Para el mutuo apoyo y el trabajo colectivo, con el fin de que se permita desarrollar actitudes de responsabilidad social frente a la acción de la vida cotidiana.